Cómo calcular la rentabilidad de tus inversiones

Si has empezado a invertir, o ya eres todo un inversor activo en fondos o acciones realizando varias aportaciones o compras a lo largo del año, te será muy interesante llevar un control de la rentabilidad que vas obteniendo año a año. Esto es importante para poder saber lo bien o mal que lo estás haciendo de forma absoluta, o relativa (en comparación con otros inversores, fondos, o índices de referencia).

Si alguien te pregunta: ¿cuánto estás ganando invirtiendo en bolsa?, se supone que deberías ser capaz de darle una cifra absoluta de rentabilidad. Por ejemplo, podrías decirle: «Llevo invirtiendo más de 3 años y mi rentabilidad acumulada es del 21%, es decir consigo sobre un 6,1% anual. Este año perdí un 6%, pero los dos años anteriores gané un 13% y un 8%, respectivamente».  Estos datos representan tu rentabilidad absoluta, miden lo bien/mal que te va, y te permiten también poder compararte con otras opciones posibles, como no invertir, o hacerlo solo en depósitos.

Por otro lado, te puedes comparar de forma relativa con el mercado general. Es decir, ver cuánto lo haces peor o mejor que los índices bursátiles. Por ejemplo, es útil comparar tu cartera de inversión con un índice que tiene acciones de todo el mundo (MSCI World), con un índice del mercado americano (S&P500), con las 35 mayores empresas españolas (IBEX35), o  compararte con un fondo de inversión de un gestor famoso (Paramés, OCU, BestInver,…), o incluso con un inversor particular que comparta su rentabilidad en su propio blog. Así podrías decir: «Este año perdí un 6% pero lo hice un 2% mejor que el mercado global MSCI World que perdió un 8%».

El cuadro comparativo de rentabilidades siguiente es un ejemplo, muy completo, donde se puede ver una hipotética cartera tuya («Mi Cartera») con sus rentabilidades absolutas (en diferentes periodos y anualidades), y en comparación con la rentabilidad de diversos índices. No te preocupes si no la sabes interpretar ahora mismo, y no distingues ahora entre rentabilidad acumulada y anualizada, pero la muestro ya para que veas de un vistazo cómo se suelen comparar «carteras propias» con indices o fondos.

¿Te apetece aprender a generar tus cifras de rentabilidad? Si es así, estupendo, pero vamos a empezar poco a poco a ver cómo se calculan estas rentabilidades. No es difícil, pero tampoco es algo trivial como en un principio podrías haber pensado.

En una entrada previa (link) te expliqué de una forma muy introductoria cómo se calcula la rentabilidad cuando haces una única aportación inicial, y la mantienes en el tiempo. Como vimos, es un caso muy fácil de calcular, y lo vamos a recordar ahora con este nuevo ejemplo: «El 1 de enero de 2015, Luis invierte 100€ y un año después, el 31 de diciembre de 2015, su inversión vale 108€», esto quiere decir que Luis ha conseguido un 8% de rentabilidad acumulada en ese tiempo.

La forma de calcular la rentabilidad acumulada en un periodo consiste en restar el valor de la inversión a final de año de la inversión inicial, y dividirlo todo por esta última. Es decir así:

Pero en la vida del inversor lo normal no es tener una sola acción, o un solo fondo, comprado en un único día y mantenido para siempre. En realidad se suele comprar varias veces a lo largo del tiempo, y en algunos casos se vende una parte o se traspasa de un fondo a otro. En estos casos la rentabilidad ya no es tan fácil de calcular. Veamos por qué.

Imaginemos que Luis, antes de terminar el año 2015, invierte de nuevo 100€ adicionales, el 30 de septiembre de 2015, tras cobrar su paga. Y lamentablemente su inversión desde ese día hasta final de año, no varía nada (ni gana ni pierde en esos últimos 3 meses). Por ello, Luis a 31 de Diciembre tendrá, 208€ (los 108€ que generó por tener un año su inversión inicial, más los 100€ aportados el 30 de septiembre y que no ha rentado nada).

Si aplicamos la misma fórmula de rentabilidad que antes arriba, tenemos esto:

La primera impresión ya no es buena. ¿Un 4% solo? Algo raro pasa. ¿Cómo es posible que por aportar más dinero en el último cuarto del año, una inversión que le iba muy bien, con un 8% acumulado mientras avanzaba el año, ahora se quede en solo un 4%? No parece justo que por aportar más al final baje la rentabilidad acumulada en el año. Sin duda, con la fórmula de arriba no se puede calcular bien la rentabilidad de carteras con aportaciones periódicas, ni si hay reembolsos (retiras dinero).

En realidad habría que indicar cuántas aportaciones se han realizado, y cuáles fueron los reembolsos. Se aplicaría una fórmula mejor, pero un poco más compleja, como esta:

Sin embargo, como ves nos sale lo mismo (el injusto 4%), posiblemente debido a no haber indicado exactamente cuándo hacemos esa aportación a lo largo del año. La solución por tanto es igualmente errónea, y por tanto, solo así no estamos midiendo bien la rentabilidad. ¿Quieres que te cuente cómo calcular la rentabilidad bien? Que sepas que hay varias formas de hacerlo, fundamentalmente dos maneras: TWR y MWR.

Nota: Estos métodos son conocidos por los expertos en finanzas, pero es de agradecer que en varios blogs ya han sido explicados con bastante detalle, especialmente hay que citar en español el de Gestión Pasiva (https://www.gestionpasiva.com/time-weighted-return-vs-money-weighted-return/), el de Rankia (https://www.rankia.com/foros/fondos-inversion/temas/2137295-rentabilidades-significado-calculo) y otro de Miguel Caballero (https://compraraccionesdebolsa.com/mercados-bolsa/rentabilidad-de-una-cartera/), que dan un buen repaso al tema. Para esta entrada me he basado en las plantillas de Sergio Yuste para daros la explicación siguiente sobre los dos métodos TWR y MWR. Vamos a repasar a continuación el primero de ellos.

Rentabilidad calculada como en los fondos de inversión (Time-Weighted Return)

Esta forma de calcularlo, Time-Weighted Return (TWR), replica exactamente cómo calculan la rentabilidad los fondos de inversión y los índices. Por tanto es muy buena para compararte con ellos. La forma de hacerlo es algo laboriosa, e implica que al menos mes a mes vayas anotando en tu hoja de cálculo (Excel o similar) el valor de tus inversiones el último día del mes (también lo puedes hacer día a día, en vez de mes a mes), pero yo aquí te lo presento a intervalos mensuales, que creo es más que suficientemente preciso.

Mira la figura siguiente y verás el TWR más claro. Basta con ir anotando mes a mes en tu Excel (en cada fila un nuevo mes), el valor de tu inversión (segunda columna), seguido de las aportaciones que hagas (tercera columna), y que te inventes inicialmente un número de participaciones para tu «fondo» o cartera (en este caso he puesto que el fondo de Luis tiene 10 participaciones tras la aportación inicial). Y como ha invertido 100€ y hay 10 participaciones, pues cada una debe valer 10€ (10€/participación, tal y como aparece en la columna quinta). Las rentabilidades mensuales de la sexta columna se calculan automáticamente en el excel usando la última fórmula que hemos vistos arriba (la que incluye las aportaciones y reembolsos). La última columna, se obtiene multiplicando las rentabilidades mensuales pasadas, y así se obtiene la rentabilidad acumulada desde el inicio de tu inversión.

Como ves en la tabla, al final a la derecha (en fondo amarillo), tienes la rentabilidad acumulada en el año 2015 para Luis. Ahora es del 8%, lo cual es genial. Mucho mejor que el 4% que me salía antes.

Nota: Que sepas, que por fortuna, hay un método que da exactamente los mismos resultados que el anterior, se puede implementar también en Excel usando dos columnas menos (las de las participaciones) con lo cual mejor y más simple de rellenar. Aquí lo tienes, y nos da lo mismo:

Pero, pensemos un poco. Un 8%  ¿no parece un poco excesivo? Al fin y al cabo, Luis ha tenido 100€ invertidos 3 meses al 0%, con lo cual no lo ha hecho tan bien con ese segundo lote. Si hubiese ganado el 8% con los segundos 100€ durante esos 3 meses que estuvo invertido, debería haberle rentado 2€ (un cuarto de 8€), y tener 102€ al final en el segundo lote (que unidos a los 108€ del primer lote invertido), le debería dar un total de 210€. Sin embargo solo ha conseguido tener 208€. Bueno, esta forma de hacerlo, en este caso parece que da unos resultados un poco optimistas ¿verdad?.

El inversor particular en la práctica  va a tener una rentabilidad diferente a la que dice esta fórmula TWR (Time-Weighted Return). Esta fórmula es buena para compararte con el mercado, o para evaluar al gestor de un fondo. Este método solo captura los movimientos de tus inversiones sin dar ninguna importancia a las cantidades de dinero que inviertas o desinviertas a lo largo del tiempo. Como la rentabilidad es independiente de cuánto dinero mete o saca la gente, no mide la rentabilidad real personal de cada inversor. Por tanto, cuando mires el dinero que has generado al final de tu periodo de inversión (lo que de verdad ha crecido tu dinero, o rentabilidad personal) y lo compares con lo que dice tu rentabilidad TWR, no va a coincidir exactamente, es más va a diferir apreciablemente. ¿Quieres ver la otra forma de calcular la rentabilidad para medir realmente lo bien que lo haces como inversor? Te lo cuento a continuación.

Rentabilidad Personal (Money-Weighted Return)

La rentabilidad personal mide lo que realmente has hecho crecer tu dinero. Considera la cantidad de dinero invertido, el tiempo que lo has tenido, y a qué interés o rendimiento lo has tenido que tener invertido (como en un depósito bancario), para conseguir tener ese dinero al final del periodo.

Igualmente se calcula anotando en tu Excel las fechas de las aportaciones o reembolsos. Se usa la función en Excel «TIR.NO.PER«, y para que a esta función le gusten los datos, debes poner el listado de aportaciones, al revés que antes, en negativo (y los reembolsos, si los hay, en positivo). En la última fila se pone la cantidad final de dinero que tienes. No hace falta poner tantas filas como meses, de hecho solo las fechas donde hay aportaciones o reembolsos, con lo cual esta forma es más compacta. Y si no entramos en detalle de qué hace la función TIR.NO.PER, esta es toda la explicación práctica que necesitas. Aquí ves ya el resultado o rendimiento personal de la inversión de Luís:

Bien, y ahora ¿qué me dices de la cifra obtenida? un 6,4%. No es ni el 8% optimista de antes, ni el 4% pesimista del inicio. El 6.4% es la rentabilidad que realmente Luís ha conseguido con su dinero en el periodo invertido.

Esta forma de calcular la rentabilidad acumulada (MWR), es la que más me gusta, ya que encaja con lo que veo crecer o bajar mi cuenta de inversiones. Es, por así decirlo, la forma correcta de saber lo que ganas, y si tienes un gestor profesional (tu banco o agencia de valores) que te informa periódicamente de la rentabilidad de tu cartera, las cifras que te den, deben ser estas. Sin embargo, si lo que quieres es compararte con otras carteras o fondos, para estar en igualdad de condiciones, debes usar la TWR.

Es importante mencionar que TWR y MWR coincidirán siempre que no haya aportaciones o reembolsos a lo largo de tu vida inversora, es decir inviertas y lo mantengas sin cambiar nada. Pero solo en esos casos. ¿Que te parece? ¿Sabías la diferencia entre TWR y MWR? ¿Cuál de estas dos formas de calcular la rentabilidad usas?

Rentabilidad Acumulada vs. Anualizada

Bueno, y como has notado, todas estas rentabilidades de las que hemos hablado (TWR y MWR) son rentabilidades acumuladas durante un periodo. En el ejemplo de Luis, el periodo solo incluye un año (2015), pero las rentabilidades acumuladas pueden incluir periodos menores a un año, o mucho mayores de varios años (es lo mas habitual).

Tras varios años de inversión, lo más normal es que quieras medir la rentabilidad media anual de tu cartera ( la «media» de lo que ganas todos los años). Esta rentabilidad anual se llama TAE (Tasa Anual Equivalente). El TAE  o rentabilidad anual, es un bonito resumen de tus logros como inversor, ya que en un solo número te permite decir a alguien cuanto has ganado en bolsa en tu vida de inversor. Puedes contestarle: «Yo estoy ganando un 7,2% TAE», cifra que sale por ejemplo de que llevas 10 años invirtiendo, y que has conseguido doblar tu dinero invertido (Un 100% de rentabilidad acumulada en 10 años)».

¿Quieres ver como calcular el TAE? Estarás ya agotado, pero te prometo, que este último paso (calcular el TAE medio una vez que tienes la rentabilidad acumulada) es muy fácil. ¿Vamos a por ello?

Anualizar tu rentabilidad (TAE)

Una vez que tenemos la rentabilidad acumulada en un periodo de tiempo, anualizarlo es fácil. Basta con aplicar esta fórmula, que para el caso de una rentabilidad acumulada del 20% obtenida en un periodo de 2 años (730 días), lo calcularíamos así:

O en el caso de antes de 10 años invertido, y consiguiendo un 100% de rentabilidad acumulada (doblar la inversión), así se calcula:

Un 7,2% anual no está nada mal ¿verdad? Y un 9,5% anual, mejor aún (mejor que la media histórica del mercado en bolsa), yo lo firmaría ahora mismo.


Bueno ha sido una entrada algo intensa, pero creo que merece la pena. No he entrado en los detalles de las fórmulas en los Excel para no saturar, pero si lo pedís, podemos entrar en más detalle en una próxima entrada, donde puedo explicar y compartir los Excel para llevar el control de tu cartera.

Ahora tu turno. ¿Y tú, cómo calculas la rentabilidad de las inversiones? ¿Conocías estos métodos? ¿Lo haces de otra manera? ¿Qué rentabilidad obtienes en los años que llevas invertido?

¿Conoces tu rentabilidad? ¿No? Pues creo que es buen momento para empezar. No lo dejes más: empieza anotando el valor de tu inversión a fin de este mes.

22 respuesta a “Cómo calcular la rentabilidad de tus inversiones”

  1. Hola Jose, Gracias por comentar. Te entiendo, ya que esto lleva tiempo. Supongo que inviertes en acciones, y por eso, con ver que los dividendos crecen cada año ya te vale. Pero, también es bueno ver no solo que crecen los dividendos por nuevas aportaciones, sino saber si estas invirtiendo mejor o peor que el mercado, pues igual te resulta más rentable invertir en fondos directamente.

  2. Isaac, Supongo que te refieres a cuándo realizar las aportaciones de dinero extra a un fondo, y no cuando hacer las anotaciones en el excel, ¿verdad?
    En principio, algunos dicen que es mejor no hacerlo a primeros de mes, pues casi todo el mundo lo hace en esos días (yo incluido), pero es algo que no he estudiado aún. Creo que es indiferente, pero si no quieres aportar al inicio, o tienes dudas, puedes poner la orden a mediados de mes.
    No se si era tu duda.
    Saludos
    antonio

  3. Es un gran trabajo, a mi personalmente si me interesa un excel de seguimiento de cartera ya que el mio es muy simple, y con este tipo de cosas seria una gozada.

  4. Me parece una pasada el tema este, no tengo ni idea de excel, y me encantaria usar un excel como el tuyo ya que el mio es mas simple que el mecanismo de un chupete, yo si te agradeceria que compartieras el excel para copiarlo. Gracias

    1. Hola Eric, Me alegro que te interese el tema y que desees aprender a usar el excel. No se cuándo podría encontrar el tiempo para limpiar mi excel para dejarlo sencillo y poderlo compartir, pero lo dejo como labor futura a realizar. Seguro que si hay más gente interesada, me anima a prepararlo antes.

  5. Creo que igual en otro foro, se comentó que una buena idea era hacer como los fondos de inversión. No te puedo decir exactamente cómo se hacía porque no lo recuerdo, pero la filosofía era crear de tu cartera como unas “participaciones” igual que hacen los fondos, y esas participaciones llevan asociadas un valor. La suma de tu cartera, entre las participaciones, te da el valor de cada participación. De ese modo es muy sencillo ver cómo evoluciona su rentabilidad, independientemente de las entradas y salidas de valores en la cartera.
    No sé si me explico bien.
    Otra cosa es que individualmente quieras saber la rentabilidad de un valor concreto.

    No sé si te he dado una idea, o si te he liado mas todavía.

    1. Hola Albesti, ese metodo que comentas es justo el que describo bajo el apartado de TWR. Verás que en la primera tabla hay dos columnas que incluyen el valor de las participaciones y el numero de estas. Sirve para valores individuales y para carteras muy complejas. Saludos

  6. Para calcular con el método TWR que función se usa en Excel (en español). Es decir, para obtener la tabla que figura como A1 en este artículo, que fórmula de Excel español debo utilzar? y para la última columna de rentabilidad acumulada?
    Gracias y un saludo!

  7. Me ha parecido una entrada muy didáctica . A mí me viene bien, acabo de entrar en este mundo, y me interesa entender un poco cómo funciona todo esto. Enhorabuena. Muchas gracias.

  8. Antes de todo, gracias Antonio por tu magnífico trabajo en una cuestión tan crucial como es la educación financiera. Tengo una duda, el método de la MWR se basa en el cálculo de una TIR con términos no periódicos y toda TIR supone que los rendimientos obtenidos se suman al capital para generar nuevos rendimientos (interés compuesto o anatocismo). Si tienes una cartera compuesta, por ejemplo, de varios fondos de inversión y vendes todas las participaciones de uno de los fondos con beneficio, según tu ejemplo se deberían incluir en el cálculo de la rentabilidad tanto las aportaciones a ese fondo (con signo negativo) como el reembolso (con signo positivo), sin embargo, salvo que reinviertas el producto de la venta de ese fondo, esa cantidad no va a generar nuevos rendimientos (positivos o negativos) a la cartera luego, ¿no crees que solo deberían incluirse en el cálculo de la rentabilidad las participaciones que se mantienen y excluir las participaciones reembolsadas?

  9. Hola José Luis,
    Gracias por tu comentario, es de un gran nivel, y muy interesante. Creo entender lo que dices. Con la función TER.NO.PER aunque retires todo el dinero de tus inversiones en una fecha, y luego más adelante vuelvas a entrar, el tiempo sigue corriendo, y la rentabilidad final depende del intervalo de tiempo en el que no estuviste invertido (lo he tenido que ver experimentalmente en un ejemplito en excel). Es un efecto que efectivamente no me gusta, y te doy la razón en que sería mejor incluir en el cálculo solo las participaciones que se mantienen, o lo que es lo mismo que no afecten los periodos donde no estás invertido.
    Afortunadamente, la macro que uso en el excel, llamada «Rentabilidad_acumulada_fechas» hace esto, es una especie de TIR.NO.PER pero no tiene en cuenta los periodos donde no estás invertido. Puedes usarla y ver si hace lo que buscas.
    Espero haberte resuelto la duda, y si no te entendí bien, no dudes en matizarlo.
    un saludo y gracias por comentar, y aportar valor.
    Antonio

  10. Gracias Antonio por tu respuesta, me has aclarado la cuestión que planteaba y además has mencionado un aspecto clave que omití y que es fundamental en la inversión, el factor tiempo. A mayor abundamiento y por si a alguno de los lectores no les ha parecido suficientemente claro el ejemplo que propuse imaginemos que tenemos una cartera compuesta únicamente por acciones de dividendos. La rentabilidad de dicha cartera vendría, por una parte, de las ganancias de capital y, por otra, de los dividendos distribuidos. Si suponemos que solo reinvertimos, por ejemplo, el 75% de los dividendos y el 25% restante lo destinamos al consumo, no tendría sentido que a la hora de calcular la MWR incluyésemos el 100% de los dividendos si no sólo el 75% que vamos a reinvertir. No obstante, es evidente que ese 25% de los dividendos también es rentabilidad y de alguna manera hay que considerarlos.

    La respuesta estaría en ofrecer las dos rentabilidades que indicas en tu artículo: una rentabilidad «retrospectiva» calculada a través de la TWR y en la que se incluirían los dividendos íntegros, los importes de las acciones en cartera y las plusvalías (o minusvalías) realizadas definitivamente (fruto de la venta parcial o total de las acciones) y, una rentabilidad «prospectiva» calculada a través de la MWR pero solo incluyendo las acciones que poseemos en cartera, incluyendo las adquiridas con los dividendos o las plusvalías realizadas. De hecho, la TIR (la MWR es una TIR con términos no periódicos) es una estimación a futuro de la rentabilidad en un momento determinado y que varía continuamente con las variaciones de los precios de las acciones por lo que no tendría sentido incluir las rentabilidades ya realizadas.

    Para terminar Antonio te agradezco enormemente el magnífico Excel que has compartido y que es el que a mi me hubiera gustado hacer en su momento pero no pude por falta de capacidad y conocimientos. Este fin de semana me lo voy a estudiar a fondo para ver como has solventado el problema del que hablamos.

    1. Gracias por tus aclaraciones. Pues encantado de que lo estudies a fondo, es posible que encuentres errores, y si es asi encantado de verlo con calma, y mejorarlo en beneficio de todos.
      Gracias por tu colaboración.
      Antonio

Deja un comentario